Revista de CLADES
Numero Especial 11/12 Noviembre 1997


Foto de Portada: Bolivia. Archivo HEKS

La crisis de la agricultura convencional, la sustitución de insumos y el enfoque agroecológico Peter M. Rosset
Opciones Estratégicas del Desarrollo Rural en América Latina Jorge Echenique
Política para un desarrollo rural, humano y agroecológico Andrés Yurjevic, Ph. D.
Control biológico en agroecosistemas mediante el manejo de insectos entomofagos Clara Inés Nicholls / University of California, Davis. - Miguel A. Altieri / University of California, Berkeley.
Indicadores de sustentabilidad predial Raúl Venegas Valdebenito Centro de Educaión y Tecnología- CET
Propuesta Agroforestal Julio Olivera - Centro IDEAS, Perú
Los Bioplaguicidas en la Agricultura Sostenible Cubana J. Estrada y M. T. López - Instituto de Investigaciones Fundamentales de Agricultura Tropical Alejandro de Humboldt" (INIFAT), C. de la Habana
Seguridad alimentaria y estrategias sociales: Su contribución a la seguridad nutricional en áreas urbanas de América Latina María Inés Sánchez-Griñán, Lima-Perú
Desarrollo desde la base: condición necesaria para lograr un proceso de desarrollo urbano sustentable Silvestre Jaramillo C.
Desarrollo local sustentable: agricultura urbana, microempresas y manejo de residuos solidos Alejandro Montero C.
Plan de utilización productiva de residuos solidos domiciliarios Ricardo Bertolino1 / Martín Toledo
La producción orgánica: una oportunidad paea campesinos y pobladores

A las personas a quienes preocupa la calidad de su alimentación, los productos orgánicos constituyen una contribución que les hace una agricultura que se rige por principios agroecológicos. Mientras que a los pequeños productores que tienen conciencia ecológica, este tipo de producto, que cuenta con un nicho de mercado con una rentabilidad atrayente, representa una buena opción productiva.

Lo señalado tiene mucha importancia para la protección de los recursos naturales, ya que en economías integradas al mercado internacional no es fácil que la búsqueda de una legítima rentabilidad apoye la sustentabilidad ambiental. En la situación descrita se genera un escenario de desarrollo óptimo, en el cual ganan los consumidores, los productores y las generaciones futuras.

En este número de Agroecología y Desarrollo se entrega un documento especialmente dedicado a la agricultura orgánica urbana. Al analizar los volúmenes de productos agropecuarios orgánicos que pobladoras urbanas han logrado en espacios muy reducidos, se hace evidente que se trata de una contribución estable a la seguridad alimentaria de familias que están en permanente riesgo de no poder satisfacer la más fundamental de las necesidades básicas.

El esfuerzo de estas familias, además de fortalecer la seguridad alimentaria, desarrolla sus capacidades, mejora el hábitat y, tal como se demuestra en los documentos presentados, permite que emerjan pobladores-empresarios. Los comentado constituye también un escenario de desarrollo óptimo, en el cual se derrota la pobreza, se enriquece la sociedad con nuevas capacidades humanas y se protegen, nuevamente, los derechos de las generaciones futuras.

Sin embargo, ambos escenarios descritos aún integran sólo a un número reducido de familias campesinas y pobladoras urbanas. Se trata, por tanto, de un anuncio sobre ganancias potenciales, las que para materializarse requieren de una ciudadanía que sabe proteger su salud, porque ha sido educada en el valor que tienen los productos ecológicos. Igualmente se necesitan productores capacitados con los conocimientos y destrezas que hacen posible trabajar la tierra apoyándose en los servicios que entrega la naturaleza y también, de políticas diversas que masifiquen los esfuerzos comentados de productores, pobladores y consumidores.

La producción orgánica, por tanto, puede ser expresión de un desarrollo sustentable si junto con satisfacer las necesidades alimentarias de la población, no compromete los servicios ecológicos que deberán utilizar las generaciones venideras.

Lo anterior sólo será posible si dicha producción es el resultado de una agricultura sustentable que supone exigencias tecnológicas, las que constituyen una responsabilidad ineludible de las escuelas de agronomía y de los institutos de investigación agropecuaria.

CLADES ha hecho una contribución formando a profesionales, profesores rurales, líderes campesinos y, ahora, a líderes de comunidades urbanas pobres. Ha invertido sus recursos en transformar los principios agroecológicos en prácticas de agricultura sustentable. También está intentando proponer criterios para que se diseñen políticas que ayuden a difundir este tipo de agricultura.

Lo señalado no constituye una tarea fácil, ya que los cambios institucionales y de las costumbres son lentos y con múltiples resistencias. Sin embargo, pareciera ser que se está en un camino sin retorno, donde lo único que queda en duda es la velocidad a la cual este cambio se producirá.

 
Derechos Reservados a Clades © ® 2003 / 2004.
Desarrollo por: Marco A. Martínez Farias