Desarrollo local sustentable: agricultura urbana, microempresas y manejo de residuos solidos
Alejandro Montero C.
volver Nº 11-12

INTRODUCCION.

Las condiciones de desempleo, la carencia de ingresos monetarios, el bajo consumo alimenticio y falta de acceso a servicios básicos siguen siendo parte de la preocupación central de la población de escasos recursos en las diversas ciudades de América Latina.

No obstante, las distintas formas en que ha intervenido la autoridad política esta situación, la población urbana ha desarrollado respuestas propias entre las cuales se reconoce como gravitante, la Agricultura Urbana. Sin embargo, su desenvolvimiento debiera concertar esfuerzos institucionales que permitan contar con apoyo técnico, capacitación, créditos y otros recursos necesarios para optimizar su resultado.

Esta ha sido la estrategia de agricultura urbana, implementada por el Centro de Educación y Tecnología CET- en la perspectiva de un Desarrollo Humano y Sustentable.

La hipótesis plantea que, a partir de una estrategia tecnológica productiva, basada en principios agroecológicos, es posible desarrollar un camino de superación de pobreza que fortalece la capacidad organizativa y de gestión de los pobladores, mejorando el hábitat de la ciudad y creando una cadena de iniciativas económicamente viables.

Este enfoque pone a la superación de la pobreza en la perspectiva de creación de riqueza, considerando los recursos humanos, materiales, sociales, e institucionales como fuentes generadoras de bienestar.

La estrategia presentada así como su correspondiente evolución se centra en tres temas: la producción de alimentos en la ciudad y su impacto en la seguridad alimentaria, el ahorro y el ingreso de las familias y el mejoramiento del hábitat a través de la producción de compost de residuos orgánicos.

Estos contenidos son los que dan a este tipo de desarrollo desde la base una nueva dimensión que, sumada a un crecimiento económico y manejo medioambiental, pueden mejorar en forma estable la calidad de vida de la población de ciudades como Tomé.


1. La Estrategia de Producción de Alimentos en la Ciudad.

La experiencia realizada por el CET en la ciudad de Tomé plantea que una familia que cuente con una superficie de 57,5m² puede incluir en ella una huerta orgánica para la producción de hortalizas, aves, conejos, abejas y árboles frutales.

Cuadro 1
Producción de alimentos en condiciones urbanas

Tecnología   Alimento Superficie*
m2
Producción
(kg).
Consumo
familiar (kg.)**
Diferencia no
consumida (kg.)
Huerto orgánico Hortalizas 40.5 534.6 354 180.6
Conejos Carne 7 53.4 53.4 0
Aves   Huevos 6 114.9 40.1 74.8
Carne
-
28.8 28.8 0
Abejas Miel 4 90 66 24
Total   57.5 821.7 542.3 279.4

* La superficie total incluye pasillos.
** Recomendaciones de consumo de alimentos (Raby, E., 1983)
Fuente: Montero, 1997

El sistema se basa en la diversificación espacial y temporal, la mantención de altas tasas de reciclaje de desechos animales, vegetales y de residuos orgánicos domiciliarios, la optimización en el uso del espacio y la implementación de tecnologías de bajo costo.

Cuadro 2
Productividad alcanzada en un programa de seguridad alimentaria
urbana y su comparación con
sistemas campesinos y comercial

PRODUCTO 
INDICADOR
SISTEMA
Urbano
 Campesino
Comercial
Año 1
Año 2
Año 3
Potencial
Hortaliza Kg/m2 4.1 8.7 8.7 13,2** - 16,0 (a)
Huevos % postura - 50 52 52 19,4-35,2(b) >70,0 ©
Carne pollo g/día - 9.17 12.3 15.1 8.12,5(b) 40,0 (d)
Carne conejo g/día - - - 15.5 s/datos 30,0-38,0 (d)
Pan Kg./día 0.55 1.27 1.53      

* El autor
** Yurjevic, Moya, Montero, 1992
a) Infante, 1986. Valores en relación a tesis de grado.
b) San Martín, 1995.
c) Campos y Magofke, 1982.
d) Roca, Castello, 1980; Deblas, 1984; Fraga y Alegre, 1985
 
Fuente: Montero, 1997
 

 

La producción de hortalizas considera 13 especies distintas. La crianza de aves incorpora un total de 11 aves de postura doble propósito de la raza Rhode Island Red, además de mantener aves destinadas a la reproducción del sistema y aves en crecimiento. La producción de conejos se basa en razas medianas, doble propósito, mestizas produciendo 36 gazapos destinados al sacrificio anualmente. La producción de miel utiliza 4 colmenas modernas. La producción de árboles frutales contempla el manejo de limones, naranjos, manzanos, ciruelos y duraznos.

La implementación de estos sistemas le permite a la familia producir alrededor de 821 kg. de alimento durante el año (Cuadro 1). En éste se observa el fuerte aporte derivado de la producción de hortalizas.

Sin embargo, esta producción puede ser complementada con la incorporación de un horno de tambor, ladrillo y barro aumentando la superficie total a 62m² y agregando 560 kg. de elaboración de pan alcanzando una producción total de 1.381 kg. de alimento.

La experiencia de familias que han implementado estas tecnologías de base agroecológica por más de 10 años, ha permitido conocer la productividad posible de alcanzar en este sistema. Esta representa, por lo tanto una meta real susceptible de lograr por nuevos pobladores. De la misma manera, la masificación del plan sobre seguridad alimentaria en Tomé, ha identificado que las productividades son alcanzadas satisfactoriamente al tercer año de iniciado el programa. Esta capacidad genera es particularmente importante, debido a que permite conocer el período de tiempo necesario sobre el cual deben diseñarse los programas de capacitación y seguimiento (Cuadro 2).

Sin embargo, aún cuando las productividades son alcanzadas, no necesariamente significa que las familias logren las cantidades anuales de alimento propuesto. Para esto, es necesario realizar una estrategia que aumente la implementación tecnológica para obtener una producción apropiada en cada una de las familias. Esto se ha facilitado a través de la implementación del Fondo para la Innovación Tecnológica el cual es un sistema de crédito autogestionado por los pobladores para la finalidad descrita.

Por otro lado, las productividades alcanzadas, frutos de objetivos, componentes y relaciones particulares a una función urbana y de la aplicación de una estrategia de base agroecológica, demuestran que los sistemas productivos no son una simple réplica desde el sector rural o de sistemas más intensivos. En efecto los sistemas campesinos y comerciales corresponden a dinámicas distintas, ubicando, en este caso, al; sistema productivo urbano en una situación intermedia (Cuadro 2).



Impactos alcanzados

Desde un punto de vista de la oferta de nutrientes para la familia, la producción de los 821 kg. de alimentos generados por la implementación de huertos orgánicos y crianzas de animales sobrepasa los requerimientos de vitaminas C, cubre niveles altos de proteínas, intermedios de fierros y calcio y bajos en calorías (Cuadro 3). Sin embargo, y tal como se observa en el cuadro 1, las recomendaciones de consumo de alimento genera un excedente de alimentos (279 kg) que reduce la oferta de nutrientes utilizables, y por otro, posibilitan su comercialización, lo cual permite la obtención de ingresos utilizables para adquirir insumos para producir pan y así complementar la dieta alimentaria.

Por tanto, la estrategia utilizada ha sido la implementación de tecnologías que permiten aumentar los suministros calóricos del modelo. De esta manera, se ha incorporado un horno de tambor, ladrillo y barro de alta eficiencia en el uso del combustible y de baja contaminación ambiental, el cual es usado para la elaboración de pan. La compra de insumos mencionados alcanza para producir 560 kg. de alimento (1).


De este modo, la familia puede disponer de 1102 kg. de alimentos para el consumo lo que significa mejorar ostensiblemente los requerimientos nutricionales de la familia: se satisfacen dos tercios de los requerimientos calóricos anuales, se mejora la oferta de calcio y se supera la demanda nutricional por proteínas, vitamina C y fierro (Cuadro 4).

Cuadro 5
Ahorro anual producido por la producción
familiar de alimentos

Alimento 
Ahorro 
Tipo
Kg
$
US$
U.F.
Hortalizas 354 194401 468.4 14.189
Carne de conejo 53.4 11295 27.22 0.8244
Huevos 40.1 19466 46.91 1.4208
Carne de ave 28.8 7585 18.28 0.5536
Miel 66 41960 101.1 3.0625
Pan 560.3 84593 203.8 6.1742
Total 1102.3 359300 865.8 26.224
1 U.F. = $ 13701,06 (25-8-1997)        
1 US$ = $ 415 (25-8-1997)        

Fuente: Montero, 1997.

En relación a su impacto sobre la economía familiar, la implementación de esta estrategia ha permitido a la familia pobladora generar ahorro, al producir directamente parte significativa de su seguridad alimentaria, la que alcanza al valor de $ 359.300 por persona al año(Cuadro 5). Esto equivale al 21.5% del ingreso per cápita anual que requiere una persona para superar la línea de la pobreza (Gráfico 1).

Gráfico 1
Inversiones e Ingresos de Pobladores Urbanos

La medición de la eficiencia del proceso iniciado se ha realizado haciendo una valoración económica de la rentabilidad de la estrategia de seguridad alimentaria sobre la base de un análisis costo beneficio tradicional, la que genera un VAN igual a 283 UF (Montero, Mabán, 1997).(2)

Estos antecedentes se basan en las inversiones necesarias para la implementación de 4 tecnologías de base agroecológica (Huerto orgánico, crianza de aves, crianza de conejos, fabricación de hornos de tambor ladrillo y barro) y la producción de 5 productos (hortalizas, carne de ave, huevos y pan), por 300 participantes.

La evaluación ha separado los costos realizados por las instituciones de apoyo (inversión social, costo de inversión social fijos y variables) de los aportados por los participantes (costos de operación de las familias). El costo de inversión promedio para las instituciones de apoyo alcanza a $56.485 por familia participante al año durante 4 años (Ver cuadro 6).

Ver Cuadro 6
Estrategia de Seguridad Alimentaria 300 participantes. Evaluación económica

Esta experiencia familiar insertada en programas que promueven la participación social, estimula a los pobladores a realizar experiencia asociativas más complejas que dan lugar al surgimiento de microempresas que deben competir en mercados diversos.

Por ejemplo, la crianza de aves para el consumo familiar ha permitido la instalación de una microempresa para la elaboración de alimentos para aves; mientras que la producción familiar de hortalizas ha generado una oferta comercializable en el mercado local.

El éxito alcanzado por estas microempresas a su vez, ha servido de estímulo para el desarrollo de la capacidad empresarial. Así nuevas familias siguen los buenos ejemplos señalados, desarrollando negocios rentables en la producción comercial de flores y árboles nativos.

Sin lugar a dudas, la condición que explica los resultados alcanzados es la viabilidad económica de cada una de estas iniciativas. En este sentido, se ha obtenido una rentabilidad por hora trabajada en la microempresa que resulta ser económicamente atrayente y que complementa adecuadamente la estrategia de ingreso familiar.

El cuadro 7 muestra el ingreso neto logrado en cuatro microempresas. En la fabricación de alimentos para aves para cada participante recibe $2590.000 al año lo que cambia significativamente la solvencia económica de la economía de la familia. El ingreso per cápita de los miembros de la familia aumenta en $61.576, lo que significa una contribución del 15% del ingreso per cápita anual que requiere una persona para superar la situación de pobreza (Gráfico 1) en que vive. (3)

Este hecho constituye para el poblador un vigoroso incentivo para buscar ideas rentables que le permitan invertir su trabajo en lo propio. De esta forma, el poblador trasciende su condición de mano de obra asalariada, para transformarse en un empresario-poblador provisto de una conciencia ecológica, social y económica.

En síntesis, tal como se ilustra en el Gráfico 1, el camino de superación de pobreza reconoce ciertas inversiones que deben ser realizadas y que pasan por la agregación de capacidades que los pobladores van desarrollando a partir de una estrategia de seguridad alimentaria la cual genera las bases para ingresar al mercado informal y que a su vez entrega los elementos necesarios para seguir explorando la integración al mercado formal. De esta manera, los pobladores logran adicionar al ingreso derivado del mercado de trabajo, ahorro y nuevos ingresos que permiten una subsistencia mínima digna.

Cuadro 8
Nutrientes de compost de residuos sólidos domiciliarios

Nutriente 
Muestra
Control 
1
2
3
4
Promedio
Humedad
41.6 46.8 26.8 42.3 39.4
<40,0*
Mat. orgánica (%)
36.8 43.6 37.9 42.8 40.3
>25,0*
C/N
9.94 9.9 8.46 8.95 9.3
8,9-20
Nitrógeno (%)
1.9 2.2 2.2 2.4 2.2
0,9-1,6**
Fósforo (%)
0.76 0.78 0.77 0.65 0.74
0,6-2,3**
Calcio (%)
6.15 9.5 9.8 12.6 9.5
3,7-6,3**
Potasio (%)
1.5 1.7 2.3 2.3 1.95
0,3-1,3**
Sodio (%)
0.27 0.29 0.43 0.43 0.35
0,2**

Observaciones: Resultados absorción atómica, expresados en base seca. C/N: Relación carbono/nitrógeno
Laboratorio: Fundación Chile.
*Normas sobre compost madurado en España.
**Composición química de varios compost. Del Val, Jiménez, 1993.
Fuente: Montero, 1997.

Cuadro 9
Metales pesados del compost de residuos orgánicos domiciliarios

Metal pesado (mg/Kg)
Muestra
Control
1
2
3
4
Promedio
1
2
3
Plomo 10 22.4 12.3 15.14 15.02 1-10 65-120 594-1200
Cadmio 0.11 0.08 0.11 0.08 0.0095
-
0,7-1 4-40
Mercurio <0,05* <0,05* 0.05 <0,05* <0,05 0.5 0,2-07 3-25
Arsénico 1 1.3 1.3 1 1.15
-
5-15
-

Observaciones: Resultados absorción atómica.
*Límite de detención. Control 1: Compost separado en origen, Argentina según Bertolino, 1996. Control 2: Compost muy limpio respectivamente, según De Hann & Van der Zee, 1993. Control 3: Rango de límites máximos permitidos en 4 países europeos.
Fuente: Montero, 1997.

Gráfico 2
Sensibilización sobre el número promedio de familias al año

2.- EL MANEJO DE LOS RESIDUOS ORGANICOS DOMICILIARIOS

La implementación del Plan sobre Reutilización Productiva de Residuos Orgánicos Domiciliarios descrito por Bertolino (1993) ha permitido cambiar el concepto de basuras al de insumos para la producción. En efecto, la utilización de la fracción orgánica los residuos sólidos domiciliarios es susceptible de ser transformada en fertilizantes.

El modelo implementado por Bertolino hace énfasis en dos elementos. El primero consiste en generar la capacidad de discriminación de residuos sólidos orgánicos de inorgánicos en las familias participantes de tal manera de asegurar límites aceptables de metales pesados y ausencia de inertes en el producto final "compost" (4). El segundo elemento se refiere a la tecnología utilizada, la cual se busca aprovechar los recursos existentes en los municipios lo que demanda una inversión de bajo costo (5).

Investigaciones realizadas por Montero (1996) en la ciudad de Tomé, en una planta experimental con capacidad para 0,225 ton/día de residuos orgánicos domiciliarios, permiten concluir que por cada 3,4 kg de residuos orgánicos es posible obtener 1 kg. de compost en un plazo promedio de 131 días.

Los análisis demuestran que la calidad nutricional de compost (cuadro 8) ofrece características interesantes para su utilización como fertilizante, especialmente por su aporte en nitrógeno. Dada esta situación se recomienda su uso en agricultura intensiva y jardinería. Además, los niveles de materia orgánica y calcio permite mejorar las condiciones físico-químico del suelo y su escaso nivel de metales pesados lo convierten en un fertilizante limpio susceptible de ser utilizado en programas agrícolas. En el cuadro 9 se puede comparar el nivel de metales pesados con otros compost de residuos orgánicos domiciliarios obtenidos en otros países y los límites máximos permitidos evidenciando la excelente calidad de compost obtenido en Tomé.

Por otro lado la evaluación económica -social a través de un análisis de costo-beneficio tradicional en un proyecto a tres años, demuestra que la riqueza adicional que genera el proyecto (VAN) alcanza un total de 1614 UF.

El estudio demuestra que la inversión aportada por el municipio comienza a convertirse en riqueza adicional en población sobre 268 familias que utilicen el compost, produzcan hortalizas y los comercialicen (Gráfico 2) (Mabán, 1996).

Este proyecto entrega el compost generado en plataforma de propiedad municipal a familias de escasos recursos para la producción de hortalizas.

La ampliación de este plan en la ciudad de Tomé será de gran impacto debido, no tan sólo a su efecto sobre los planes de superación de pobreza al mejorar la producción agrícola de las familias ligadas a los planes de seguridad alimentaria y microempresas productivas, sino que a la reducción de la contaminación comunal.

Figura 1
Fortalecimiento de los Stocks de Capital para el Desarrollo local Sustentable


Fuente: Montero, A. 1997

Figura 2
Modelo del Programa de Cooperación entre Gobierno Local, Población y CET

3.- SUPERACION DE POBREZA Y DESARROLLO DESDE LA BASE

La implementación de la estrategia de seguridad alimentaria como parte de una estrategia más global ha permitido generar un proceso de desarrollo que se ha caracterizado por la generación de una serie de capacidades y logros en los pobladores, los cuales son presentados en la figura 1, en tres niveles distintos de intervención, la familia, la comunidad y la ciudad.

A nivel familiar, las acciones realizadas se han caracterizado por la fuerte participación de mujeres pobladoras (alrededor del 80% de total de participantes). Son ellas quienes han generado la motivación al interior de las familias en la implementación de las tecnologías. Más allá de los beneficios nutricionales y económicos logrados, los cuales ya han sido detallados, se ha producido un mejoramiento en otro tipo de necesidades de carácter psico-social las que se han iniciado a partir de la autovaloración y autoestima, lo cual es calificado por los propios participantes como un proceso de desarrollo personal.

Lo anterior ha servido a su vez de base para el desarrollo de nuevas iniciativas. La participación inicial en agrupaciones de vecinos ha sido absorbida por organizaciones comunitarias legalmente constituidas que incluyen acciones de carácter productivo. Esto ha abierto un nuevo espacio de acción, la comunidad.

Las organizaciones comunitarias cuentan con dirigentes y líderes así como con monitores, los cuales son pobladores que se han especializado en la capacitación de nuevos participantes. Al mismo tiempo, el dominio y especialización en las experiencias productivas se ha traducido en la formación de microempresas, el apoyo al fomento productivo de las familias se ha facilitado a través del "fondo para innovación tecnológica"; el reconocimiento del municipio a la gestión de los pobladores organizados se ha expresado en la entrega de terrenos municipales para la construcción de "sedes para el desarrollo poblacional".

Una de las características del proceso a este nivel, es la complejidad de las gestiones realizadas, las que son realizadas por dirigentes que pertenecen a organizaciones consolidadas.

El dinamismo logrado ha establecido nuevos mecanismo de relación entre los pobladores e instituciones participantes (CET-Municipio) para el mejoramiento de la calidad de vida de los pobladores, la cual es sintetizada en la Figura 2.

Como una manera de asegurar la participación real de los pobladores, se han desarrollado mecanismos de evaluación acción (Sikor, 1994) que ha privilegiado la articulación de los pobladores y junto a sus autoridades en la evaluación de las acciones realizadas y la formulación del programa anual.

En la actualidad, el proceso desencadenado ha comenzado a desarrollar nuevas líneas de acción a nivel de la ciudad como lo son el manejo de los residuos sólidos domiciliarios y el manejo de las áreas verdes. Estas últimas representan un potencial de gran interés para el desarrollo poblacional, debido a que asocia el mejoramiento del hábitat de las localidades a la gestión productiva de los pobladores y a la recreación de la población. Recientemente, dos organizaciones comunitarias han recibido del municipio el traspaso de estos terrenos para cumplir con el propósito señalado a través de la implementación de tecnologías de base agroecológica bajo un diseño que mejorará el recurso suelo, forestal nativo e hídrico.

En síntesis, el proceso desarrollado por los pobladores de escasos recursos de la ciudad de Tomé se ha caracterizado por ser un proceso amplio de capitalización humana, social así como el capital construido y de mejoramiento de la base de recursos naturales disponibles (Yurjevic, 1996).

4. A MODO DE CONCLUSION

La experiencia de Tomé muestra que si los pobladores son los protagonistas del proceso de desarrollo y la capacitación que se entrega la capacitación que se entrega moviliza sus capacidades y recursos en actividades económicamente viables pueden lograrse avances significativos en la lucha contra la pobreza, sin que se deteriore el medio ambiente. Para que esto ocurra, las inversiones deben tomar en consideración las necesidades de la gente, así como sus recursos materiales y conocimientos existentes. Así los pobres dejan de ser una carga social para transformarse en creadores de riquezas.


BIBLIOGRAFIA

  • Bertolino, R., 1993. Plan sobre utilización productiva de residuos sólidos domiciliarios, Provincia de Santa Fe, Argentina. Art. mimeo.
  • Campos, A., Magofke, J.C., 1982, Pruebas de comportamiento en seis líneas comerciales de postura.
  • EN: Avance en Producción Animal 7(1 y 2): 69:80
  • CET, Municipalidad de Tomé, 1996. Proyecto Desarrollo Poblacional en Tomé. Informe de Evaluación Participativa, Período 1993-1995, 27p, mimeo.
  • De Blas, C. 1984. Alimentación del Conejo. Ediciones Mundi - Prensa 215p.
  • De Haan, F.A.M., Van de Zee, S.E.A.T.M., Compost regulations in the Netherlands in View of Sustainable Soil Use. IN: Science and engineering of composting. Pag. 570-522.
  • Del Val, A. Jimenez, A., 1993. Reciclaje, Manual para la recuperación y el aprovechamiento de las basuras. Ed. Integral 256p.
  • Fraga, M.J., Alegre J., 1985. Alimentación de los animales monogastricos. Ed. Mundi-Prensa 283p.
  • Infante, A., 1986. Descripción de un sistema de producción intensivo de hortalizas a nivel familiar bajo tecnología orgánica. Tesis. Esc. de Agronomía. Universidad de Chile, pag. 57.
  • Mabán, M., 1997. Evaluación económica del empleo del compostaje en la comuna de Tomé. Investigación de grado. Fac. de Ciencias Económicas y Administrativas, Univ. de Concepción, 76p.
  • Montero, A., 1996 Reutilización productiva de residuos orgánicos domiciliarios. Art. mim.
  • Montero, A., Mabán, M, 1997, Actualización económica de la estrategia de seguridad alimentaria. Doc. interno. Mineo.
  • Montero, A., Yurjevic, A., 1994. Invest in the poor to allow them to create wealth. Tomé Project in Chile. In: Journal of Learnings N 1 pag. 19-25.ICFID, Canadá.
  • Raby, E., 1993. Guía de alimentación Dpto. de bromotología, nutrición y dietética. Facultad de farmacia, Univ. de Concepción.
  • Roca, T., Castello J., 1980. Construcciones, manejo y producciones. EN: Tratado de Cunicultura 1171 p.
  • Sikor, T., 1994. Desarrollo rural de base y evaluación rural participativa. Una experiencia 24 p. Documento borrador.
  • San Martín, K., 1995. Caracterización de sistemas de producción de cerdos y aves en explotaciones campesinas del secano interior, VIII Región, Chile, Tesis de grado. Fac. de Medicina Veterinaria. Univ. de Concepción.
  • Yañez, E., 1977. Necesidades y recomendaciones de ingesta de energía y proteínas del hombre. Apart. Doc. 99/77. INTA. Univ. de Chile.
  • Yurjevic, A., Moya, R., Montero, A., 1992. Impacto de la propuesta de desarrollo urbano CET en familias pobres de la comuna de Tomé Art. mimeo s/p.
  • Yurjevic, A., 1996. Políticas para un desarrollo rural humano y agroecológico. En: Desarrollo Rural Humano y Agroecológico. Curso de Autoformación a distancia, Módulo III, CET. pag. 95-105
  • NOTAS
  • (1) Esta cantidad se encuentra en el límite superior de recomendaciones de consumo diario de pan.
  • (2) Valor Actual Neto, corresponde al beneficio neto, es decir que se ha descontado los costos, que se obtiene sobre la inversión; todo esto actualizado en el tiempo.
  • (3) Tamaño de la familia igual al 4,06 miembros.
  • (4) Los conceptos sobre metal pesados e inertes se encuentran detallados en Del Val, A., Jimenes, A. 1993. Reciclaje Manual para la basura. Ed. Integral.
  • (5) Para obtener mayor información revisar en esta revista el artículo "Plan de utilización productiva de residuos sólidos domiciliarios" de Bertolino y Toledo.
  • (6) Valor Actual Neto.

 

 

 
Derechos Reservados a Clades © ® 2003 / 2004.
Desarrollo por: Marco A. Martínez Farias