Revista de CLADES
Numero 7
Agosto 1994


Foto de Portada: Cuenca del rio Mashcón, Perú. CIED

El desafío de las ONGs: Impulsar desde la Base un Desarrollo Humano y Sustentable Andrés Yurjevic
Agroecología y Agricultura Sustentable Jean Marc von der Weid
Conceptos, Principios y Fundamentos para el Diseño de Sistemas Sustentables de Producción Raúl Venegas V. - Gustavo Siau G.
Agricultura en Cuba: Una Experiencia Nacional en Conversión Orgánica Peter Rosset - Miguel Altieri
Análisis Económico de la Sustentabilidad Agrícola Paul Faeth
La Experiencia de Desarrollo Agroforestal de CPCC, Paraguay Arnulfo Fretes - Alois Kohler - Pierrre de Zutter
Proyecto Tomé: Invertir en los Pobres para permitirles Generar Riqueza Alejandro Montero -Andrés Yurjevic
La Experiencia en la Cuenca del Río Mashcón Juan Sánchez B.
Desarrollo rural integrado: El Caso del Plan Sierra Blas Santos
Construyendo una Institucionalidad para un Desarrollo Rural
Humano y Agroecológico


La lucha contra la pobreza rural y la generación de una innovación tecnológica agroecológica capaz de dar sustentabilidad a los sistemas productivos y disminuir la brecha tecnológica generada por las innovaciones convencionales, requiere de una institucionalidad construida especialmente para este propósito.

Hasta la fecha han sido un conjunto de organizaciones líderes en el campo del desarrollo las que han explicitado el desafío planteado y hecho contribuciones específicas.

CLADES ha sido el espacio institucional desde el cual se ha lanzado una estrategia consistente para que emerja dicha institucionalidad. A fines de la década pasada los esfuerzos se centraron en crear una masa profesional capaz de introducir de manera creativa la agroecología en los programas de desarrollo rural. Esta revista ha dado cuenta de sistemas productivos diseñados para realidades campesinas diversas y ha documentado el impacto potencial que pueden tener en la calidad de vida campesina.

También ha comentado la importancia que ha tenido el tipo de relación establecida con Agencias de Cooperación pertenecientes a los países del norte, las que han buscado una relación de "partnership" con CLADES, otorgando financiamiento, abriendo vínculos con universidades de sus respectivos países y creado un intercambio inicial de estudiantes interesados en los problemas del desarrollo.

Dotadas de obras concretas estas instituciones líderes decidieron que CLADES creara condiciones para una relación fructífera con escuelas de agronomía, veterinaria y forestal de universidades de América Latina. Así nacieron proyectos de investigación financiados por CLADES e implementados por sus instituciones miembros en alianza con universidades regionales o nacionales, se motivó la realización de seminarios, talleres y cursos para alumnos y profesores de modo que el Desarrollo Rural Agroecológico fuera una realidad en nuestras universidades y, que jóvenes que hubieran terminado sus estudios regulares pudieran hacer sus tesis de grado en tópicos relativos a la agroecología.

Así el proyecto CLADES-Universidades fue capaz de generar las condiciones para que se creara la Facultad Internacional de Agroecología y Desarrollo para América Latina (FIAD), gracias a la participación activa de la Universidad de Andalucía, sede Iberoamericana.

FIAD es, por tanto, una entidad académica responsable de fomentar la formación de líderes para un desarrollo rural humano y agroecológico en universidades, centros de capacitación y de educación rural de la región. Su misión es hacer realidad la formación de dirigentes campesinos, profesores rurales, funcionarios de gobiernos locales e instituciones privadas de desarrollo rural y profesionales de estas temáticas en la perspectiva de la sustentabilidad, equidad social, eficiencia productiva y complementariedad institucional. La presidencia de FIAD ha quedado en las manos de la Asociación Latinoamericana de Educación Agrícola Superior (ALEAS) y el decanato bajo la responsabilidad de CLADES.

Lo comentado muestra que hay avances institucionales reales, que han surgido en el momento que era realmente necesario que así ocurriera. El balance de lo logrado, deja en evidencia la necesidad de reforzar la participación de los gobiernos en los esfuerzos planteados. Existen algunas experiencias que pueden iluminar el camino, ya que la ausencia de la autoridad política en la tarea propuesta, puede disminuir el impacto del esfuerzo desplegado y, priva a los gobiernos de la posibilidad de aprender de una experiencia que ha trascendido el discurso de la sustentabilidad, demostrando que los pequeños productores pueden generar riqueza y regenerar sus recursos naturales productivos, que las universidades son sensibles a los desafíos del desarrollo y que las instituciones privadas de desarrollo pueden modernizarse y ser indispensables para que exista un desarrollo de base. En síntesis se ha probado que se puede avanzar sin temor hacia un desarrollo humano agroecológico si se trazan metas claras y se respeta la naturaleza de los actores involucrados.

 
Derechos Reservados a Clades © ® 2003 / 2004.
Desarrollo por: Marco A. Martínez Farias